viernes, 10 de junio de 2011

Lo que dejas pasar, no vuelve. Tengo la certeza de estar en el mejor momento de mi vida y de que vosotros teneis en gran parte la culpa de que ésto sea así. Me río, respiro, miro e intento aprender. Camino, tropiezo y cuando me caigo, busco quien me ayude a lamer las heridas y vuelvo a empezar. Quiero y dejo que me quieran, sin dar mucho la lata. Y lo mejor de todo es que se que tengo un sitio al que puedo volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario